Entonces pasa lo peor: dejas de ser natural porque te la pasas buscando estrategias para usarlas la siguiente vez que se encuentran o que conoces a una nueva persona. Sientes una enorme angustia e inseguridad, algo como un “no soy suficiente para gustarle, tengo que ser diferente”. Y te prometo que cambiar tu esencia de tu persona no es la solución.
Para hacer posible una segunda vuelta, los especialistas aseguran que lo fundamental es que ninguno de los dos haya salido herido (al menos no de gravedad) de la ruptura. Y evitar, dentro de lo posible, el famoso pase de facturas tan típico de estos regresos. Aunque está claro que es imposible empezar de cero, hay que tener en cuenta que es un nuevo comienzo. No se trata de hacer "borrón y cuenta nueva", sino de analizar lo que se hizo mal para modificarlo y conservar aquello que funcionaba bien y que por lo general es lo que motiva a los ex a volver a intentarlo.
Seguramente te has encontrado en esta situación más de una vez, es como si no pudieras salir de la friendzone. Pasa lo siguiente: conoces a un hombre que llama tu atención, te busca, salen, te busca, se porta raro, te busca y luego ya no. A este tipo de hombres le llamamos intermitentes, aparecen y desaparecen como si nada. Lo malo es que después de un tiempo sin conseguir un novio o una relación sólida nos decepcionamos mucho y llegamos a pensar que algo está mal en nosotros. Pero no eres tú, hay muchos hombres que no se comprometen
Hay una cosa que debemos advertirte; ¡estos tips realmente funcionan! Nosotros sabemos que tu estas buscando consejos específicamente para hombres que están buscando relaciones sin ningún tipo de compromiso, todos merecemos divertirnos un rato y tú debes de saber que en línea hay miles y miles de mujeres buscando tener encuentros casuales, y con las herramientas necesarias tu tendrás el poder y el conocimiento necesario para conocer a estas mujeres cachonas y llevarlas a la cama sin ningún problema.
Años después ella conoció al padre de sus hijas y se mudó con él a Estados Unidos. Pero siempre mantuvo el contacto con Diego, que se había hecho muy amigo de sus hermanos. "Al tiempo me separé del papá de mis hijas y volví a Buenos Aires, y con Diego retomamos la relación. Yo siempre me acordé bien de él. Pero duramos un año y nos separamos. Él no había convivido con nadie y yo venía con dos nenas chiquitas que estaban conmigo siempre porque el padre no vivía acá. Nos separó el destiempo de pasar de golpe a una familia; él no estaba acostumbrado a vivir con nadie y yo venía con el paquete completo. Era mucho para los dos y le dije que lo mejor era cortar". https://youtu.be/p6Ppbfb8hBY
×