Para la psicoanalista Silvia Ons, autora del libro Amor, locura y violencia en el siglo XXI (Paidós), la actual es una época donde el amor vive permanentemente amenazado y donde las rupturas son más frecuentes que nunca. Y los arrepentimientos, también. "Hay mucha gente que se arrepiente de haberse separado -plantea-. Pero vivimos en una época donde creemos que lo nuevo es lo mejor y en la que se promueve la búsqueda de aventuras. Cambiamos celulares que funcionan por un modelo nuevo porque creemos que es superior. Con las relaciones pasa lo mismo, pero la diferencia es que son personas, no productos".
Una vez en el trabajo, un compañero me escuchó decir que me iba de vacaciones con un ex (que en ese tiempo era mi novio) y me dijo: -Güerita, ese hombre jamás se va a casar contigo, porque ya le estás dando todo, ¿Para que diablos se compromete?, ¡No lo necesita! Yo no le respondí nada y en el fondo me dio mucho coraje que opinara sin haberle preguntado. No le creí, pero al final resultó ser verdad. ¡Ojo! Me lo dijo un hombre como 10 años mayor que yo, de 43 años aproximadamente.

Te hago esta advertencia con la finalidad que te asegures que tu prospecto sea la persona con la que te ves durante el resto de tu vida, o por lo menos durante muchos años. Y te olvides de que cambiará con el tiempo, que ya juntos va a ser mejor persona porque NO pasa. NO quieras pescar el primer hombre que pase por tu vida por la desesperación y al final seas más infeliz de lo que eres ahora. Y termines llorando con gastos de divorcio y tal vez con hijos que mantener sola. Mucho ojo con esta advertencia. Si aún no sabes mucho de tu prospecto, date más tiempo para conocerlo, abre bien los ojos y escucha con atención lo que dice, para que puedas decidir si de verdad es tu príncipe azul.

Me dejó mi chico hace tres dias, llevábamos un año a distancia, hablando todos los días y viéndonos unos 5-6 días al mes. Y en verano todos los fines de semana. Me dijo que me quiere pero que fuéramos amigos. Y al día siguiente dijo que necesitaba tiempo. Hago un esfuerzo por no hablarle pero me muero de ganas. A veces pienso que me echará de menos y hablaremos, pero otras con lo orgulloso que es, me da a pensar que no. Más que nada porque lo dejó y no creo que se arrastre. Tenemos amigos en común pero tampoco les cuenta ni les dice nada al respecto. Yo aguanto no hablarle pero este fín de semana lo más seguro que lo vea, por un compromiso con unos amigos. En caso de que vaya, ¿cómo actuó con él? ¿Evito estar dónde está él? Yo estoy muy mal, no como y duermo a todas horas. Me ha hecho mucho daño, yo a él le perdoné muchas cosas y no lo dejé aún con todo lo que sufrí por él, y ahora… él no me da ni una oportunidad! Aparte creo que se ha agobiado por pensar en un futuro y porque creo que hay una tercera persona (en su familia) que le come el coco. ¿Qué hago sobre lo de este fín de semana? Ah, también pensé en contactar con un amigo suyo, solo por saber si le contó y si tiene miedo de perderme pero no quiero meter la pata… Solo quiero que volvamos a tener lo que teníamos antes. Mil gracias!
23. Álvaro, 41 años, galerista: "Que quiera a su perro sobre todas las cosas. Quedé con ella, y la noche fue muy bien: terminamos en su habitación. Pero dejó la puerta abierta. 'Es que si quiere entrar [nombre del can] no quiero que se ponga triste', dijo. Mientras estábamos acariciándonos, el perro entró, se subió a la cama, metió el hocico entre nuestros cuerpos. Se puso nerviosísimo y me vomitó encima de la tripa. Me levanté, me vestí, y me fui para no volver. Todo tiene un límite".
¡OJO! Hablar con un hombre sobre tus sentimientos es algo MUY diferente a tratar de hacer que un hombre piense como tú. Tratar de hacerlo que comprenda tu punto de vista es bueno, pero tratar de hacerle saber que tú y él son el uno para el otro, y que podrían ser perfectos, es un GRAVE error. Piénsalo. ¿De verdad quieres CONVENCER al hombre de que estar en una relación contigo es lo mejor para él? O ¿realmente preferirías que él sólo se dé cuenta de eso y ÉL quiera estar en una relación contigo?
Sin dudas, una de las cosas que más cuestan y que generan mayores problemas en la nueva/vieja pareja está relacionada con las historias que hubo entre la ruptura y la reconciliación. Con quiénes salieron ese tiempo. "Hay un montón de roces: qué hiciste esos años, intentar restablecer la confianza... Cuesta un poco pero nosotros elegimos ver la parte positiva, que es 'te fuiste pero volviste'", destaca Facundo, que agrega que hay cosas que es mejor guardarse para uno.

Si estás casada con una persona que ha empezado a pensar de ese modo, es probable que te encuentres en la situación en la que te haya dejado para poder vivir la vida. Si tu marido te ha dejado por estos motivos es más que probable que te sientas devastado/a y que no sepas qué es lo que ha fallado. Pero lo primero que debes saber es que tú no has fallado, no tiene por qué haber ido nada mal, simplemente la otra persona no estaba preparado/a para tener una relación seria o llena de ataduras. No todo el mundo sirve para comprometerse.
Si tienes un trabajo estable, puedes distraer tu mente centrándote en tu trabajo. Pero ten cuidado de perder de vista tu meta, centrarte en un trabajo es una manera de alejar inicialmente los pensamientos sobre tu ex. Dedícale tiempo a tus hobbies, lo que antes solías hacer y ahora no haces (tenis, coleccionar, fotografía, música etc etc). Vuelva a realizar esas actividades.
×