Sin dudas, una de las cosas que más cuestan y que generan mayores problemas en la nueva/vieja pareja está relacionada con las historias que hubo entre la ruptura y la reconciliación. Con quiénes salieron ese tiempo. "Hay un montón de roces: qué hiciste esos años, intentar restablecer la confianza... Cuesta un poco pero nosotros elegimos ver la parte positiva, que es 'te fuiste pero volviste'", destaca Facundo, que agrega que hay cosas que es mejor guardarse para uno.
Una verdadera disculpa debe estar estructurada de la siguiente manera: arrepentimiento, responsabilidad y solución. El primer paso indica que sientes lo que hiciste. El segundo pone toda la responsabilidad en ti sin inventar excusas o culpar a alguien más. Por último, en el tercero, te ofreces a corregir o cambiar tu comportamiento en el futuro.[16] Por ejemplo: “Solo quería decirte que lo siento por los momentos en que quisiste estar conmigo pero te rechacé. Debiste sentir un gran rechazo. En el futuro, me esforzaré mucho por prestar atención a las personas que se preocupan por mí para que esto no vuelva a ocurrir. Gracias por ayudarme a darme cuenta de eso”.
Es algo que pasa muchísimo, piensas que vas a estar mejor sin él (por el motivo que sea), y con el tiempo te das cuenta que no era tan malo como parecía. El problema es que lo dejaste tocado, con la moral por los suelos, y es probable que ya no confíe en ti. Aún así, ya veremos la solución más adelante. Por ahora, solo quiero que te plantees si es tu caso.
×