3.  Analiza bien el “timing” de tu víctima ( heramienta del libro “El efecto Leopi”), tenemos que asegurarnos que él no está en una época dónde quiera estar solo, su prioridad absoluta sea el trabajo y nada más, que no esté recién salido de una relación larga o que la ex no lo haya dejado traumado contra todo el género femenino, que no sea gay de clóset, que no se quiera ir a vivir a Nepal y que no tenga otras 345 chicas. Importante también es que te presente a sus amig@s y/o familia como su novia, si no has llegado ni a ese título, aún estás lejos del de “esposa”.


Si tienes un trabajo estable, puedes distraer tu mente centrándote en tu trabajo. Pero ten cuidado de perder de vista tu meta, centrarte en un trabajo es una manera de alejar inicialmente los pensamientos sobre tu ex. Dedícale tiempo a tus hobbies, lo que antes solías hacer y ahora no haces (tenis, coleccionar, fotografía, música etc etc). Vuelva a realizar esas actividades.


Si dejaste tu trabajo en malos términos, haz todo lo posible para salvar la relación con tu antiguo jefe. Ponte en contacto con ella y solicita una reunión informal o una cita para tomar café. Explica por qué te fuiste y discúlpate por cualquier parte del problema que podrías haber causado. Solicita permiso para utilizar a tu jefe como referencia para futuras posiciones y prueba la situación durante tu conversación para ver si el tema de volver a trabajar podría ser una posibilidad.
Evitar el contacto con tu expareja no solo es una forma pasivo-agresiva de hacer que te extrañe. De esa manera, tendrás el tiempo para hacer las cosas que te permitan tener una relación nueva (¡ya sea con tu expareja o con alguien más!). Durante este mes, tómate el tiempo para conocerte como persona y para desarrollar las áreas que podrías haber descuidado durante tu relación. Si contribuiste a la ruptura, este es el momento para determinar las debilidades de la relación y esforzarte por mejorar como ser humano.

Una relación es como una cuenta bancaria, cada vez que discutes es como si estuvieras sacando dinero de la cuenta, y cuando tienes una buena experiencia, es como si estuvieras haciendo un depósito en dicha cuenta. Lo importante sin duda es tener la cuenta en positivo, más depósitos que gastos. Y lo mismo debe pasar en la relación.  Es un trabajo de ambos cuidar los depósitos y los retiros.
×