Seguramente le cocinaste su comida favorita, lo sorprendiste con entradas para un partido que quería ir a ver o lo colmabas con regalos innecesarios. Lo seducías y le dabas sexo cuando lo necesitaba y hacías todo lo posible para hacerlo feliz, sin embargo después de eso no hubo respuesta de parte de él. Entiendo cómo te sientes pero ¿De verdad quieres mostrarle lo mucho que te preocupas por él y lo mucho que deseas que las cosas vuelvan a ser como eran antes?
Lo que debemos preguntarnos, antes de nada, es si queremos arrasar en esa primera cita, pues esta es muy excitante, pero ¿qué viene tras ella? Probablemente, si la relación cuaja, años de aburrimiento y de sufrimiento, de reproches y de exigencias, que si sabes llevar correctamente la pareja o la descuidas, etc., para al final poder acabar desembocando en un divorcio que te deje en calzoncillos e incluso en el calabozo por aplicarte la LIVG. ¿Vale la pena esto?
Es algo que pasa muchísimo, piensas que vas a estar mejor sin él (por el motivo que sea), y con el tiempo te das cuenta que no era tan malo como parecía. El problema es que lo dejaste tocado, con la moral por los suelos, y es probable que ya no confíe en ti. Aún así, ya veremos la solución más adelante. Por ahora, solo quiero que te plantees si es tu caso.
×