Te recomendamos que el primer encuentro no te lleve muchísimo tiempo. Es una primera toma de contacto y, a veces, las primeras impresiones pueden jugar malas pasadas. El tiempo ideal de una primera cita no sobrepasa los 65 minutos. Si os estáis divirtiendo, también puede ser un buen momento para terminar la cita. De esta forma, mantendrás el interés de la otra persona y ésta estará más dispuesta a acceder a una segunda cita.
Sea honesto acerca de cómo se siente, dentro de lo razonable. No le digas lo que podría haber hecho mal en la relación. Más bien, se centran en ti. Dile que he contemplado en donde ocurrieron las cosas, y mostrar todas las rutas en las que se cambian. Dile que la forma en que tiene que ser más paciente, también perdonar, más conscientes de sus deficiencias, y asegúrese de que lo respalde con la acción. En el caso de que usted dice que usted ha hecho más con una visión, tener la capacidad de demostrarle que usted no es tan ágil para llamar su atención a los grupos de otras personas.
Es algo que pasa muchísimo, piensas que vas a estar mejor sin él (por el motivo que sea), y con el tiempo te das cuenta que no era tan malo como parecía. El problema es que lo dejaste tocado, con la moral por los suelos, y es probable que ya no confíe en ti. Aún así, ya veremos la solución más adelante. Por ahora, solo quiero que te plantees si es tu caso.
×