Su facilidad y efectividad a través de los años se ha perfeccionado siendo muy versátil para practicarlo. No siempre es necesario tratar de superar una relación problemática por la falta de asesoría con respecto a la estabilidad que se perdió por cualquier motivo. Los errores son de humanos y todos los vínculos deben establecerse dentro de un alto margen de sinceridad para evitar que un problema pequeño pudiera colocar tu felicidad en riesgo. Pero tenerlo de vuelta como ya mencionamos se puede lograr utilizando la magia blanca y el hechizo de amor con limón.
Así, ella podrá encontrar a un hombre que se enamore de ella, o al que ella puede encantar y seducir. Después de todo, las mujeres tienen una línea de tiempo ancestral de las madres, hermanas y abuelas, todas ellos dependían de los hombres por apoyo, y todos ellos sabían cómo hacer que un hombre se enamorara de ellas. Aprovechando ese conocimiento cualquier mujer lo puede hacer también.
Algunas prostitutas utilizan páginas de contactos para llevar más allá su negocio. No es algo muy peligroso, ya que las mujeres que suelen optar por esta estrategia no forman parte de las redes de trata de blancas. No obstante si hay alguna que otra listilla que pretende decirte que te va a cobrar después de haber echado un polvo. Ten lo en cuenta y sé perspicaz.
4. Cuando empieces a hipnotizarlo con la idea, enfócate en venderle las “bondades masculinas” que puede traer el compromiso. No le hables de la boda (porque pensaremos en la cantidad de dinero que vamos a gastar), enfócate mejor en cosas como dormir juntos todas las noches (obvio nosotros no estaremos pensando en dormir y ¡esa es un gran motivación!), tener comida rica en casa y cosas de esas que obviamente son mucho más atractivas para nuestra mente animal. Tenemos que sentir que el hecho de estar comprometidos con ustedes enriquecerá nuestras vidas y no que nos van a controlar, limitar y recordar todo lo que ya no podremos hacer.
En este sentido, agrega Girona, la pareja necesitará revisar en qué cosas fallaron y poder pensar si las pueden cambiar o si son estructurales de las personalidades de esa pareja. "Hoy se sabe que las parejas tienen problemas que tienen solución y problemas que no se pueden solucionar. Dentro de estos últimos por supuesto hay desde cuestiones superficiales hasta graves".
Una relación es como una cuenta bancaria, cada vez que discutes es como si estuvieras sacando dinero de la cuenta, y cuando tienes una buena experiencia, es como si estuvieras haciendo un depósito en dicha cuenta. Lo importante sin duda es tener la cuenta en positivo, más depósitos que gastos. Y lo mismo debe pasar en la relación.  Es un trabajo de ambos cuidar los depósitos y los retiros.
×