Evita ponerte en contacto con tu expareja durante el primer mes posterior a la ruptura. Te llamará si así lo quiere, pero, si no lo hace, nada de lo que digas o hagas cambiará eso. En ocasiones, ignorar a tu expareja la hará sentir que estás perfectamente bien sin ella y que sigues adelante con tu vida, lo que es justamente lo opuesto de lo que quiere.

Su ex amante, naturalmente, quieren saber por qué quieres conocer. Les aseguro que no tienen una agenda oculta. Tal vez usted tiene una buena razón - un libro o un CD para volver. En cualquier caso, explicar que tan sólo quiere la oportunidad de conocer más agradable en circunstancias que la última vez que vimos, para aclarar las cosas y seguir adelante.
Presta atención a las señales que indican que tu relación no funciona. Si bien puedes tener sentimientos profundos por esta persona, en ocasiones, resulta que no son compatibles. Si tu relación es tóxica, necesitas seguir adelante en lugar de intentar recuperar a tu expareja. Algunas de las señales que indican que tu relación es irreparable son las siguientes:
"Una segunda vuelta necesariamente demandará reinventar la relación teniendo en cuenta que la primera versión no terminó de funcionar, pero reconociendo que no todo en esa primera etapa fue malo -plantea Girona, autor del libro ¡No te aguanto más!-. Desde este punto de vista, una segunda vuelta debería ser una versión mejorada de la anterior conservando lo que funcionaba y cambiando lo que le hacía mal al vínculo".
Nos cuesta horrores sacar temas de conversación en las primeras citas, y los silencios incómodos son el mayor enemigo. Sin embargo, cuando tienes ante ti una persona de la que sabes muy poco pero te interesa conocer, ¡lo tienes todo a tu alcance! Pregúntale cosas que te interesaría saber de él o ella, desde el básico "a qué te dedicas", pasando por: "qué estudiaste", "por qué te interesó", "qué te gusta hacer en tu tiempo libre", "qué te gustaría hacer en el futuro", "dónde te criaste", "dónde has viajado", "qué lugares te gustaría conocer", "cuáles son tus lugares favoritos", etc.
Lo primero, repasa los puntos anteriores. Si al final lo que ha ocurrido es que sois personas que no congenian, en la próxima cita vuelve a ser tú mismo o tú misma. No podemos ser complatibles con todo el mundo, y por mucho que te guste la otra persona, si no le atrae tu forma de ser, simplemente céntrate en otra. Todos somos distintos y las primeras citas son para eso, para ir conociendo gente, son experiencias y no, como decíamos, exámenes.

Como decíamos, no hagas caso de los gurús ni doctores amor que te dicen que tienes que tomar esta iniciativa, mantener esta postura, hablar de estos temas o forzar estas situaciones. Te querrán convertir en una especie de "seductor" nato que no son más que boberías que pretenden convertirte en un chiste. Si tienes un libro de ese tipo, tíralo por la ventana.
Como puedes ver, no dije “en el estadio”, le dije el partido que era, describí un poco el ambiente, mientras más detalles pongas mejor. Es un recuerdo positivo para ambos, así que te aseguro que funcionará. La idea es que aquella experiencia lo vuelva a vincular emocionalmente contigo, y recuerda: lo debes hacer una vez que ya rompiste el hielo con el primer contacto.
×